La Biblioteca Nacional ahora tiene más autonomía

La Biblioteca Nacional de España es la encargada del depósito del patrimonio bibliográfico y documental de España desde que fue inaugurada el 16 de marzo de 1896. Hoy se ha aprobado en el Senado el proyecto de ley de la Biblioteca Nacional de España, que devuelve a esta institución su rango de Dirección General porque en el año 2010 el gobierno socialista la rebajó a categoría de subdirección general. La nueva ley pretende que este organismo autónomo del Estado tan importante para todos los españoles recupere autonomía y tenga mayor capacidad de gestión. Por ejemplo ahora sí podrá recurrir a recursos privados y no solo a financiación pública del Estado, mediante prestación de servicios a otras instituciones.

Se convertirá a partir de ahora en una institución más abierta y funcional y es de destacar la creación del comité científico que será quien dirá las acciones que la BNE tiene que hacer para seguir incrementando su prestigio a nivel internacional. Para ello fomentará el impulso del desarrollo cultural, científico y económico de la Biblioteca y asesorará en la participación de programas y proyectos de investigación nacionales e internacionales, así como en todos aquellos aspectos relacionados con la generación de contenidos y con proyectos de desarrollo e innovación tecnológica que procuren un mayor conocimiento de las colecciones de la Biblioteca Nacional de España.

BNE

Aunque con menos fondos que otras grandes biblioteca nacionales como la británica o la francesa, nosotros solo tenemos unos 30 millones de publicaciones, destacan las veintiséis ediciones del Quijote impresas en castellano en el siglo XVII.

<http://www.bne.es/es/Inicio/>

En cuanto a sus órganos de gobierno, el Real Patronato pasa a ser el órgano rector colegiado, no solo consultivo como hasta ahora, con implicación directa en el establecimiento de directrices y actuaciones de la Biblioteca Nacional, así como una labor activa en la captación de recursos propios y de patrocinio.

Seguro que con la nueva norma Reguladora de la Biblioteca Nacional de España se hará ágil su gestión y se reforzará su liderazgo como primera institución bibliotecaria del Estado así como centro de referencia internacional de acceso a la información y al conocimiento del español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *