De La Confianza y La Credibilidad en España

Hoy solo miré en el móvil los titulares de prensa antes de entrar a una conferencia del alcalde de Murcia en el Foro de Economía de Madrid. Más tarde me lancé a bucear en los periódicos en busca de noticias en positivo que sin duda son las que todos deseamos y por las que además estamos trabajando desde hace meses.

Bueno, pues ya parece que los americanos y los ingleses se desayunan con titulares que hablan de España como un país en recesión pero que está mejorando después de unos duros meses de ajustes y reformas. Washington Post, Financial Times o Wall Street Journal reconocen que gracias a la reforma laboral se ha mejorado la competitividad de nuestras empresas y se ha incrementado la productividad y esto supone que los inversores que lo lean empezarán a confiar de nuevo en nosotros.

Desde luego a los españoles que no pueden pagar el alquiler o la hipoteca esto no les ayuda mucho pero es fundamental para crear empleo.

Un ejemplo: no podemos pintar una pared si no arreglamos los desconchones. Primero saneamos nuestras cuentas, ganamos credibilidad y confianza con ello y ahora toca crear empleo.

Así lo hablaba esta mañana con el taxista que me llevaba a la conferencia y tengo que decir que me daba la razón aunque a continuación yo se la daba a él en otro tema de actualidad, el euro por receta, porque creo que ha sido un error monumental en Madrid y en Cataluña.

El esfuerzo que hemos hecho todos los españoles en el año 2012 para controlar el déficit que resultó ser del 9% y no del 6% como el anterior gobierno había dicho públicamente, era imprescindible para recuperar la confianza y la credibilidad que habíamos perdido.

Esto lo vemos en las últimas subastas del tesoro que están colocando el dinero a menor interés y a inversores extranjeros que vuelven a mirar hacia España. No hablamos ya tanto de “la prima” porque está en unos parámetros más asumibles, en torno a 340 puntos, y esto es fundamental para que las inversiones que escaparon de nuestro país vuelvan, aunque como todos sabemos es muy fácil perderlos pero bastante más difícil recuperar a nuestros inversores.

Nuestro Presidente Rajoy pide a los países en mejores condiciones económicas que impulsen el crecimiento pero algunos como Alemania no se atreven a pedir a sus ciudadanos más esfuerzos quizás porque tienen elecciones a la vuelta de la esquina.

Al final veremos si triunfan las tesis de “solo austeridad” o conseguimos desde España que se acelere el crecimiento impulsando políticas de crecimiento que son las que necesitamos para crear empleo. Este desde luego es el objetivo fundamental por el que nuestro Gobierno trabaja porque sin crecimiento no se crean puestos de trabajo.

Por cierto, me ha gustado el estudio publicado en la revista “Panorama Social” de Funcas en el que dice que los españoles somos los que tenemos peor opinión de España porque ya sabemos lo derrotistas que somos pero ahora lo que importa es que los demás, alemanes, franceses, rusos, noruegos, ingleses o americanos, quieran invertir en España, hacer turismo o comprar deuda pública. Poco a Poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *