Fondos Europeos para crear empleo

Efectivamente, la negociación de nuestro Gobierno la pasada semana sobre el Presupuesto Europeo ha dado sus frutos y es que España va a recibir del presupuesto comunitario más de lo que aportará, es decir, un 0,20% del PIB frente a un 0,15% del presupuesto anterior y eso aportando 3.400 millones de euros menos.

Y como he adelantado ya en Facebook una de las partidas más importantes con casi 1.000 millones de euros será para desempleo juvenil, porque éste era uno de los objetivos de nuestro Presidente Rajoy. Ha sido España la que ha propuesto la creación de un fondo para impulsar el empleo juvenil que estará dotado de 6.000 millones de euros.

Además ha ido muy bien la negociación de los fondos destinados a Agricultura y Cohesión.

Precisamente nuestro país tiene un fuerte sector primario que necesita de la dotación de los fondos de la Política Agraria Común, PAC. Y éste tema ha tenido muy preocupados al Gobierno Central y a los gobiernos autonómicos como al de la Región de Murcia cuyo presidente, Ramón Luis Valcárcel, desde su cargo de Presidente del Comité de las Regiones, también ha contribuido a convencer a las autoridades europeas de la necesidad de seguir manteniendo el presupuesto.

España va a mantener los fondos, unos 35.000 millones, e incrementará un 3% el presupuesto en desarrollo rural hasta los 8.300 millones de euros. Esto será fundamental para mantener el empleo en el sector agrario y desarrollar nuevos proyectos.

En cuanto a Fondos de Cohesión también podemos ver cómo las regiones en transición, Murcia, Melilla, Castilla-La Mancha, Andalucía… recibirán una ayuda especial para desempleados.

Ve la luz la reforma más importante del sector agroalimentario

Precisamente relacionado con el empleo en el sector agrario, el Gobierno aprobó el pasado viernes en Consejo de Ministros una serie de medidas para aumentar la competitividad dentro y fuera de España. Con la Ley de la cadena alimentaria y de fomento de la integración de cooperativas, el sector agroalimentario tendrá más capacidad negociadora frente a los grandes distribuidores y podrá conseguir precios más justos y razonables en origen y no como hasta ahora.

Se da la circunstancia que en nuestro país existen unas 4.000 cooperativas que facturan 19.000 millones de euros, pero ninguna está entre las 25 más grandes de la UE. El objetivo es acabar con los desequilibrios en las relaciones comerciales para acabar con los abusos y que el agricultor reciba por su producto un precio justo.

Para ello se fomentará la integración y fusión de productores y entidades para incrementar su eficiencia y rentabilidad. Con esto se crearán puestos de trabajo y se evitará el despoblamiento del mundo rural. Además las administraciones públicas deberán garantizar la unidad de mercado y se reforzará la autorregulación con un Código de Buenas Prácticas mercantiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *