Archivo de la categoría: política

Panorama mundial incierto

Empresas, instituciones, administraciones públicas, multinacionales y en general todos los ciudadanos de la Unión Europea estamos asistiendo a una era de cambios geopolíticos que nadie había llegado a predecir. De forma rápida y en todos los escenarios estamos viendo cómo los actores económicos y políticos dibujan un escenario incierto para los próximos años.

Hablar de predicciones económicas parece un juego porque sencillamente nadie adivina lo que va a ocurrir en una Unión Europea que el próximo año tendrá elecciones a las que se sumarán otras tantas a nivel nacional y regional. EEUU nos trae noticias de pérdida de liderazgo y China avanza con una estrategia clara. Precisamente su apoyo a África sin condiciones ha sido una de las últimas decisiones de su nuevo líder.

En este estado de cosas una de las expertas del Parlamento Europeo, la Sra. Kamala DAWAR, nos presenta un estudio cuyo enlace adjunto en esta publicación que me parece al menos de obligada lectura para quienes pretendan hacerse una idea de las fichas que ahora mismo juegan la partida en el tablero mundial

Política económica, cooperación internacional, comercio internacional, diplomacia corporativa, relaciones internacionales y desarrollo sostenible son los conceptos clave en los que este estudio hace una reflexión de manera que pueda ayudarnos a entender al menos este juego en el que las reglas no están escritas y si lo están pueden cambiarse en cualquier momento.

MJN

Resumen del estudio: Proteccionismo y diplomacia internacional 25-06-2018 Tan solo tres décadas después de la caída del Muro de Berlín, que significa el fin de la agresión de la Guerra Fría y el ascenso del liberalismo internacional, el mundo enfrenta una incertidumbre aún mayor. En todas las regiones del mundo, se están produciendo cambios geopolíticos que han puesto en primer plano las agendas comerciales ofensivas. Estados Unidos se ha retirado de la suscripción de la arquitectura internacional de la política económica y exterior posterior a la Segunda Guerra Mundial, proponiendo en cambio construir un muro entre sí y el vecino México, imponiendo aumentos arancelarios unilaterales y negándose a negociar nuevos acuerdos internacionales. En Europa, el proyecto de una integración cada vez mayor ha sido atacado por el Brexit, así como por otros sentimientos populistas contra el poder percibido de las instituciones de la UE y las fuerzas de la globalización. El colapso de la coalición occidental que aboga por la gobernanza global dejó un vacío de poder al que otros actores clave como China se ven obligados a responder. Estos cambios tectónicos actuales en los puestos de poder y política exterior tienen un impacto en cada país y cada individuo a principios del siglo XXI. Si bien muchos gobiernos se esfuerzan por mantener la cooperación internacional y una mayor integración, es una era impredecible. Porque la política comercial se ha establecido firmemente en la arena de la diplomacia extranjera alta y como resultado, los supuestos tradicionales y la adhesión a las normas internacionales ya no pueden ser asumidos en tal estado de flujo político y económico. Sin embargo, cuando la política comercial se convierte en una herramienta de diplomacia y política exterior, el razonamiento económico sólido puede perderse en la toma de decisiones políticas. Este informe resalta el aumento del proteccionismo en el siglo XXI. Examina la dinámica diplomática detrás del nacionalismo económico y su ataque contra las instituciones internacionales liberales establecidas que se crearon después de la Segunda Guerra Mundial para resolver disputas sin recurrir a la guerra.

Antes de centrarse en los EE. UU., El Reino Unido, la UE y China, el primer capítulo se centra en la amenaza a la integración económica y la cooperación en la promoción del desarrollo sostenible a través del sistema multilateral basado en normas establecido por la Organización Mundial del Comercio.

Autor externo Sra. Kamala DAWAR

Economía y Diplomacia Internacional

Ganar elecciones requiere su tiempo

Se puede leer mucho en medios especializados sobre cómo organizar una campaña electoral pero de qué sirve si no conseguimos ganar unas elecciones. A nivel empresarial sería lo mismo trasladado a una campaña de publicidad. Conseguir los objetivos es lo que define si una campaña ha sido eficaz.

Una campaña es buena si tiene un buen candidato, buenas fotos, buenos mensajes y buenas propuestas. Pero si no hay votos de poco servirá. Las elecciones se ganan con votos y detrás de cada voto hay una persona que se mueve por emociones a la hora de dar su confianza a un candidato.

Es un trabajo a pie de calle, puerta a puerta, el que consigue conquistar corazones. Campaña de tierra como llaman en México a la movilización electoral que debe comenzar a definirse un año antes de las elecciones. Movilización puerta a puerta se ha llamado siempre en España.

El candidato es el líder y como tal es el máximo responsable de la estrategia de su campaña. Su implicación es decisiva y armar un equipo a su alrededor para que le acompañe y le asesore es el primer paso. Identificar a los votantes y más especialmente a los que van a votar y a los simpatizantes es una labor que requiere tiempo y sobre todo compromiso para mantener el contacto.

Conquistar el voto lleva tiempo y puede ser mucho. Porque para saber persuadir antes hay que saber escuchar.

Las campañas digitales son un complemento de las campañas tradicionales porque ni todos los votantes tienen internet ni dan su confianza a un candidato que desde el despacho envia un video por wasap.

A un año de las elecciones municipales y autonómicas sería el momento adecuado para definir una estrategia y organizar, formar, motivar y seducir a un ejército de afiliados y simpatizantes que son los verdaderos protagonistas en una campaña electoral. Pero siempre habrá quien tenga otra opinión.

Política y elecciones

Listas abiertas o votar a los 16 años

Casi todas las semanas participo en la tertulia de 7 Noticias y no deja de sorprenderme ver cómo se plantea la posibilidad del derecho al voto a partir de los 16 años por partidos políticos que pueden ser opción de Gobierno.

Creo que estos debates quizás pretendan desviar la atención sobre la falta de liderazgo o de un verdadero programa político. Podemos quiere hacernos olvidar su fracaso en Cataluña y Ciudadanos se apunta a todo lo que sea contrario a lo que dice el Partido Popular. Por otro lado Psoe está muy ocupado en conseguir mantener a su secretario general hasta el 2033.

Quizás el único fin de estos debates sea desviar la atención sobre la falta de liderazgo o de un verdadero programa político.

Por otro lado es una pena que no se hable de las cosas que realmente preocupan a los ciudadanos lo que provoca una mayor brecha y pérdida de confianza entre estos y sus representantes políticos. La política es la actividad más noble si se entiende como servicio a los demás pero para eso la confianza, el respeto y el esfuerzo debe ser compartido por quienes la ejercen y por aquellos a los que los políticos representan.

Sinceramente creo que en, primer lugar, los jóvenes a esa edad no tienen la suficiente experiencia vital ni el conocimiento de las obligaciones y derechos que implica ejercer el voto y elegir a los gobernantes. Si se piensa un poco podríamos preguntarnos cómo sería posible que un joven de 16 años que no puede conducir un coche podría elegir a quienes deberían conducir un Ayuntamiento o un Parlamento.

Por otro lado es una pena que no se hable de las cosas que realmente preocupan a los ciudadanos, lo que provoca una mayor brecha y pérdida de confianza entre estos y sus representantes políticos.

Por ejemplo, en lugar de hablar de reformar la ley electoral para conseguir más diputados, algo que es muy interesante para los partidos políticos, a los ciudadanos les importa más poder elegir a sus candidatos en una lista abierta y no tener que votar una lista cerrada resultado de procesos internos, algo a lo que se apuntan sorprendentemente los nuevos partidos que prometieron cambiar las cosas y que ahora blindan sus reglamentos de organización para mayor gloria de sus líderes.

MJN